Volver al Inicio

¿En qué consiste?

Mediante la plantación de árboles se logra reducir los niveles de dióxido de carbono disuelto en el aire.  Los vegetales captan CO2  durante todo su ciclo vital, especialmente durante su crecimiento. Una vez que los árboles han alcanzado su estado maduro se puede decir que mantienen una relación de equilibrio en cuanto a intercambio de CO2 con el aire. Aunque en este estado de madurez la relación entre el CO2 fijado y el emitido a la atmósfera esta en equilibrio, si acumulan enormes cantidades de éste gas contaminante en su biomasa de hojas, corteza y madera. Manteniéndolo fijado en sus estructuras vitales y reduciendo por tanto los niveles en la atmósfera.

Por tanto es de gran importancia el mantenimiento de las masas forestales en buen estado pues son auténticos sumideros de carbono y que mejor modo de hacerlo que mediante un aprovechamiento sostenible de las mismas.

El equipo especializado del FAPAS se encargará de llevar a cabo el mantenimiento de las masas forestales garantizando con ello el buen estado de conservación necesario para que continúen siendo sumideros de CO2 y fuente de alimento para el Oso Pardo.



Objetivos ¿En qué consiste? ¿Dónde plantamos? Nuestro equipo humano Equipamiento y materiales Especies que plantamos Vivero del FAPAS