Volver al Inicio

Proyecto

En el marco de actuación de este proyecto desde el FAPAS, te brindamos la oportunidad de compensar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) anuales de tu empresa financiando la plantación de árboles frutales que a su vez contribuyen a la conservación del Oso Pardo.

PaisajePlantaremos árboles frutales autóctonos que servirán de alimento a esta especie contribuyendo por lo tanto no solo al secuestro de carbono de la atmósfera sino también a la mejora del hábitat de esta especie emblemática.

Tras realizarse las labores de plantación el FAPAS hará entrega a la empresa de un CERTIFICADO MÁS OSOS MENOS CO2 que certifica que se trata de una empresa Neutra en emisiones de Dióxido de Carbono.



 

Manual de reforestación y conservación de la biodiversidad

Manual Reforestación

 

Colabora:

Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino

El FAPAS y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino han firmado un convenio de colaboración, mediante el cual, el Vivero Escuela del Río Guadarrama que depende del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, aportará anualmente, parte de las plantas que serán utilizadas en las campañas de plantación.

Entre estas plantas, destacan aquellas que por su gran valor biológico tiene que ser específicamente producidas a través de una seleccionada recolección de las semillas. Es el caso de los arándanos, pequeño arbusto que acompaña a las plantaciones de árboles como hayas, para recuperar el valioso ecosistema donde habita el oso pardo o el urogallo en las montañas cantábricas.

 

 

 

Objetivos ¿En qué consiste? ¿Dónde plantamos? Nuestro equipo humano Equipamiento y materiales Especies que plantamos Vivero del FAPAS